Artificial Intelligence
Please fill the required field.

La persona como sujeto de Derecho.


La persona es considerada como sujeto de Derecho en tanto es un ser humano dotado de personalidad jurídica, es decir, capaz de ser titular de derechos y obligaciones reconocidos por el ordenamiento jurídico. En este sentido, la persona es el centro y objeto de las normas jurídicas, siendo protegida y amparada por el Derecho en su totalidad. Se le reconoce capaz de ejercer acciones y de ser sujeto pasivo de ellas, es decir, de realizar actos y de ser destinatario de actos jurídicos. La personalidad jurídica se adquiere con el nacimiento y se extingue con la muerte, lo que significa que a partir del momento en que nace, la persona adquiere una serie de derechos y obligaciones que se mantienen durante su vida. La persona como sujeto de Derecho es parte fundamental del ordenamiento jurídico, ya que su protección y reconocimiento es esencial para el funcionamiento de la sociedad y el Estado. Sin embargo, cabe señalar que la personalidad jurídica no solo se refiere a los individuos, sino también a otras entidades como empresas, organizaciones, asociaciones, entre otros, que también pueden adquirir derechos y obligaciones en el marco del Derecho. En resumen, la persona es considerada como sujeto de Derecho por ser el titular de derechos y obligaciones reconocidos por el ordenamiento jurídico, lo que garantiza su protección y amparo en la sociedad.