Artificial Intelligence
Please fill the required field.

Estrategias de comprensión.


1. Antes de la lectura: Preparación y activación del conocimiento previo. Antes de empezar a leer es importante activar el conocimiento previo sobre el tema en cuestión. Esto ayudará a establecer conexiones entre la nueva información y lo que ya se sabe. Algunas estrategias para activar el conocimiento previo pueden ser la lluvia de ideas, la realización de preguntas sobre el tema o la lectura de un resumen del texto. 2. Durante la lectura: Monitoreo y resumen. Durante la lectura, es importante monitorear constantemente la comprensión del texto. Esto significa estar atento a las ideas principales, hacer conexiones entre ellas y señalar las partes que no se entienden. También puede ser útil realizar resúmenes periódicos del texto para retener la información importante. 3. Utilizar pistas contextuales y otras fuentes de información. En ocasiones, puede que encontremos palabras o frases que no conocemos o no entendemos completamente. En estos casos, es importante utilizar pistas contextuales, como el sentido general de la oración o el párrafo, para deducir el significado de la palabra desconocida. También podemos recurrir a otras fuentes de información, como un diccionario o enciclopedia, para aclarar dudas. 4. Realizar preguntas sobre el texto. Hacer preguntas durante y después de la lectura nos ayuda a asegurarnos de que estamos entendiendo la información. Estas preguntas pueden ser de diferentes tipos: sobre el contenido, sobre las conexiones con el conocimiento previo, sobre la opinión del autor, entre otras. 5. Uso de estrategias visuales. Para muchas personas, las imágenes pueden ser una forma eficaz de comprender y recordar información. Algunas estrategias visuales que pueden ser útiles incluyen la creación de mapas mentales, diagramas de flujo o esquemas. 6. Hacer pausas para reflexionar. A veces, puede ser útil hacer una pausa durante la lectura para reflexionar sobre lo que se ha leído. Esto puede ayudar a fijar la información en la memoria y a establecer conexiones con el conocimiento previo. 7. Realizar resúmenes al finalizar la lectura. Al finalizar la lectura, es importante realizar un resumen del texto para asegurarnos de que hemos comprendido correctamente las ideas principales. También puede ser una buena idea comparar el resumen con el esquema que hayamos creado previamente para detectar posibles lagunas de comprensión. 8. Releer o investigar más a fondo si es necesario. En caso de que haya partes del texto que no hayamos comprendido completamente, es importante volver a leerlas o buscar información adicional para aclarar nuestra comprensión. Esto puede ayudarnos a tener una idea más completa y precisa del tema en cuestión.