Artificial Intelligence
Please fill the required field.

El Desarrollo Personal, desde diferentes perspectivas de autores las corrientes y enfoques


de la psicología más sobresaliente los han alineado en dos grandes grupos: la que se fija en las características propias de cada ser humano, es decir su componente individual; y la que se ocupa de la relación con los demás y su entorno inmediato en su desarrollo personal.A continuación, se describen estas corrientes para una mejor comprensión.En primer lugar, se encuentra la corriente individualista, la cual está centrada en el estudio de los procesos cognitivos, emocionales y de autorregulación del individuo. Autores como Jean Piaget, Lev Vygotsky o Carl Rogers, tienen una gran influencia en esta corriente. Desde este enfoque, se entiende que el desarrollo personal se da a partir de la adquisición de habilidades, actitudes y valores que permiten al individuo alcanzar su máximo potencial, así como desarrollar su identidad, autonomía y autoestima. Se considera que la responsabilidad del desarrollo personal recae principalmente en cada individuo, quien debe ser consciente de sus propias capacidades y limitaciones y trabajar en su crecimiento y desarrollo. En contraste, la corriente relacional se enfoca en la interacción del individuo con su entorno y en cómo estas influencias moldean su desarrollo personal. Autores como Lev Vygotsky, Urie Bronfenbrenner o sociólogos como George Herbert Mead se han centrado en esta perspectiva. Desde esta corriente, se entiende que el desarrollo personal está influido por las relaciones sociales, culturales y el contexto en el que se desarrolla el individuo. Se considera que el entorno puede proporcionar oportunidades y recursos que promuevan el crecimiento personal, así como obstáculos y limitaciones que puedan dificultar el desarrollo. Ambas corrientes, aunque tienen enfoques y perspectivas diferentes, coinciden en la importancia del autoconocimiento y la autorreflexión en el desarrollo personal. A través de procesos como la introspección y la autoevaluación, el individuo puede identificar sus fortalezas y debilidades, sus objetivos y valores, lo que le permite trabajar en su crecimiento personal y encontrar su propio camino. En resumen, el desarrollo personal implica el crecimiento y la evolución de las características individuales, así como la interacción con el entorno y las relaciones sociales. Ambas corrientes, la individualista y la relacional, son complementarias y proporcionan enfoques importantes para comprender y promover el desarrollo personal de cada individuo.