Artificial Intelligence
Please fill the required field.

Clasificación de las Personas Jurídicas en “sentido lato”


versus “stricto” Las personas jurídicas, también conocidas como personas morales, son entidades que tienen existencia y capacidad jurídica independiente de sus miembros, es decir, pueden realizar actos y adquirir derechos y obligaciones como si fueran una persona natural. Existen dos tipos de clasificaciones de personas jurídicas: en sentido lato o amplio y en sentido stricto o estricto. En sentido lato, se consideran personas jurídicas a todas aquellas entidades que tienen personalidad jurídica, es decir, capacidad para ser sujetos de derechos y obligaciones. En este sentido, se incluyen las personas jurídicas de derecho público, como el Estado y sus organismos, y las personas jurídicas de derecho privado, como las sociedades mercantiles y civiles. En cambio, en sentido stricto, se consideran personas jurídicas solo a las entidades que tienen personalidad jurídica de derecho privado, es decir, las sociedades mercantiles y civiles. En este sentido, se excluyen las personas jurídicas de derecho público, ya que su existencia y capacidad jurídica están regidas por normas y principios diferentes a las del derecho privado. A continuación se detallan las principales características de cada tipo de clasificación de personas jurídicas: 1. Personas jurídicas en sentido lato o amplio: - Pueden ser de derecho público o de derecho privado. - Tienen personalidad jurídica. - Pueden adquirir derechos y obligaciones. - Pueden ejercer actividades económicas. - Pueden ser titulares de bienes y patrimonios propios. - Pueden ser representadas por sus órganos de gobierno. - Tienen responsabilidad limitada al patrimonio que poseen. 2. Personas jurídicas en sentido stricto o estricto: - Son de derecho privado. - Tienen personalidad jurídica. - Pueden adquirir derechos y obligaciones. - Pueden ejercer actividades económicas. - Pueden ser titulares de bienes y patrimonios propios. - Pueden ser representadas por sus órganos de gobierno. - Tienen responsabilidad limitada al patrimonio que poseen. En resumen, la clasificación en sentido lato se basa en la capacidad de tener personalidad jurídica, mientras que la clasificación en sentido stricto se enfoca en la capacidad de adquirir derechos y obligaciones. Ambas clasificaciones son importantes para determinar las características y alcance de las distintas personas jurídicas, así como para establecer sus derechos y obligaciones en el marco legal correspondiente.